Ministro de trabajo rehúsa a hablar sobre situación de trabajadores suspendidos


 El ministro de Trabajo Luís Miguel de Camps, se negó a dar declaraciones respecto al controversial informe del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), donde revelan que solo los empleados que se encuentran en el programa Fase 2 cobrarán el salario 13 mientras que los trabajadores en Fase 1 no recibirán dicho sueldo ya que están suspendidos.

Al ser abordado por los periodistas sobre los trabajadores que fueron suspendidos debido al cierre de empresas u otros factores provocados por las medidas económicas que se han implementado desde marzo a causa de la pandemia de la COVID-19, recibirán un promedio de los meses que han trabajado, De Camps se limitó a decir que “todo se hablará en su momento”.

Varios sindicalistas solicitaron al titular del Ministerio de Trabajo que convoque al Consejo Consultivo de Trabajo para indagar dónde se podrían obtener los recursos para conceder la regalía pascual a los trabajadores suspendidos.

“Es verdad que estamos viviendo una situación difícil para el país pero los trabajadores no somos culpable de esta situación y hay que buscar la forma para que el pueblo dominicano, principalmente los trabajadores y trabajadoras puedan tener una navidad adecuada y apropiada”, manifestó Pepe Abreu, presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS).

Mientras que el secretario general de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), Gabriel del Río Doñé, dijo que espera que en la alocución de este viernes, el presidente de la República, Luís Abinader reflexione sobre la prohibición de las canastas navideñas y los bonos, asegurando que estos últimos dinamizan la economía del país.

“Le hemos solicitado de manera formal al Ministro de Trabajo, Luís Miguel de Camps, que proceda a convocar el Consejo Constructivo del Trabajo para que en ese encuentro entonces lleguemos a un acuerdo que busque con el Estado los fondos necesarios a fin de suplir esa necesidad”, expresó el sindicalista.

El tema ha causado descontento entre los trabajadores, más de 400 mil que se encuentran en condición de suspendidos a raíz de la crisis dejada por el coronavirus, por lo que piden al mandatario que gire su mirada hacia una población fuertemente afectada por la pandemia.